TU ANIMAL DE PODER O TOTEM


¿Qué es un animal de poder?

 

 

Los animales de poder o tótem, son espíritus protectores. Muchos son nuestros guardianes espirituales que existen en otros planos. Algunos animales estuvieron con nosotros desde vidas pasadas pero pueden haber tenido otra forma física. También pueden ser familiares de vidas pasadas que tomen forma de animal protector espiritual.

Todos tenemos un animal de poder personal, están conectados con nosotros para ayudarnos y protegernos en nuestra vida diaria. Aunque en ocasiones especiales puedes tener otros animales de poder temporales que te ayuden en una etapa especial por alguna razón. Incluso conociendo las cualidades que cada animal de poder posee, puedes invocar al que creas que más te pueda ayudar en esa etapa. 

Cada animal representa las cualidades de esa persona.


Puedes buscar tu animal de poder con el fin de conectar con el y invocarlo para ayudarte de su energía y protección.


¿Cómo averiguar cuál es tu animal de poder?

Con frecuencia los animales de poder llegan a nosotros en sueños, meditaciones, visiones e iniciaciones espirituales. Puede tener más de un animal de poder, incluso puede cambiar dependiendo de su camino de vida o etapa. Los animales de poder son atraídos a la persona por las necesidades emocionales de ese momento, así nos ayudan a fortalecernos. Si por ejemplo, atraviesas una etapa en la que necesitas fuerza, decisión o valor puede representarse un león.

Pero para aquellas personas que de manera natural o espontanea, no han conectado con su animal de poder aquí tienen una guía:

1. Busquen un lugar tranquilo, donde te sientas comod@ y nadie te interrumpa. Toma varias respiraciones profundas, y deja tu mente lo más aquietada posible. Entonces, enfocate en tu mente como si fuera una pantalla y pide a tu animal de poder que conecte contigo y te haga saber cuál es tu animal de poder. Puede ocurrir que veas una imagen. Si no ves nada no te rindas, busca otras formas para llegar a conocer cuál es el tuyo.

2. Otra técnica que puede ayudarte es antes de dormir pedir a tu animal de poder que se muestre en tus sueños.

3. Si a pesar de hacer esto aún no has visto nada, presta atención a tu alrededor, si te ocurre desde entonces que casualmente ves con frecuencia un animal puede ser una señal de que es ese tu animal de poder. O si pides soñar con tu animal de poder y no sueñas nada pero al siguiente día un amigo tuyo lleva en la camisa el dibujo de un animal puede ser una respuesta a tu pregunta claramente.

4. La meditación es una herramienta eficaz para conseguir este tipo de respuestas.

5. Y si nada de ésto te ha funcionado, no te rindas, ten paciencia y sigue preguntando e insistiendo. No dejes de invocar a tu animal de poder para que se te muestre. Quizás lo tengas tan cerca que ni le prestes atención. O puedes pedirle ayuda a una persona sensitiva que pueda verlo.

6. Si desde pequeñ@ tuviste mucha afinidad por un animal en concreto y sigues teniendolo, quizás sea claramente tu animal de poder. 

 

 

 

 

 

 

El significado del animal de poder te revelará cuales son las cualidades de tu guía protector. Para una época en la que sientas que necesitas las cualidades de otro animal puedes invocarlo, por ejemplo si necesitas ser ágil y valiente para resolver algunos problemas, quizás debas pedir ayuda a tus guías y que te envíen un animal de poder como el agila. A continuación tienes una guía de las propiedades de algunos animales de poder.

 

 



Significado de cada animal de poder

Abeja: prosperidad, ayudar a los espíritus aferrados a la tierra, concentración, comunicación con los muertos, reencarnación.

Águila Blanca: rapidez, fuerza y valor. Poder y equilibrio. Conexión con guías del espíritu y maestros, espíritu intuitivo y creativo, elevarse sobre lo material para ver lo espiritual.

Águila Dorada: iluminación, sabiduría, creatividad, cambio de forma, visión clara, poder espiritual, respeto y gracia.

Araña: creatividad, inspiración divina, cambio de forma, entender los patrones de la ilusión, energía femenina de la fuerza creativa de la vida.

Ave Fénix: protector de todo el fuego, muerte y renacimiento.

Ballena: guardián de la memoria de toda la eternidad, habilidades psíquicas y telepáticas, todos los aspectos del mar, belleza de movimiento.

Búfalo: hospitalidad, supervivencia, dar para el bien mayor, creatividad terrestre, abundancia y formular planes beneficiosos.

Búho: discreción, secreto, movimiento silencioso, vista perspicaz, cambio de forma, enlace entre la oscuridad, el mundo inadvertido y el mundo de luz, magia de la luna.

Burro: obstinación, decir “no” a otros, ignorar opiniones ajenas.

Caballo: poder, vitalidad, paciencia, fidelidad, libertad, conciencia del poder logrado, amistad, cooperación, viaje astral, guardián de viajeros, advertencia de posibles peligros, guía para superar obstáculos.

Camaleón: uso del color como camuflaje, paciencia, habilidad para lograr nuestras metas, supervivencia, energía del sol.

Canario: sabia utilización de la voz, usar el sonido para la sanación, habilidad para encontrar la alegría.

Cangrejo: habilidad para escapar, hacerse a un lado, comprensión del poder del baile, emociones, protección del espacio de la casa.

Carnero: valor necesario para mantener el equilibrio, abundancia, seguridad en nuevas áreas.

Cobra: recuerdo del mundo del alma, transmutación del alma, recuerdos de vidas pasadas, libertad de la persecución religiosa.

Cocodrilo: protección material, saldar cuentas, comprensión del tiempo, acceso al conocimiento antiguo, entendimiento del engaño.

Colibrí: alegría, felicidad, amor, paciencia, habilidad para sanar.

Cóndor: muerte y renacimiento, profecía, amor a la diosa madre, nueva visión, purificación.

Conejo: humildad, moverse a través del miedo, fortalecer la intuición, rapidez.

Coyote: traer la lluvia, cambio de forma, iluminación, discreción, confianza infantil en la verdad, habilidad de reírse de los propios errores.

Cuervo: renacimiento sin miedo, habilidad de reconstruir, renovación, valor de la auto-reflexión, adivinación, cambio de conciencia, nuevas ocurrencias.

Dragón: nacer del fuego, protector, habilidad de moverse entre mundos.

Delfín: cambio, sabiduría, balance, armonía, confianza, libertad, comprensión del poder del ritmo de la vida.

Elefante: confianza, paciencia, usar las oportunidades educativas, conexión con la sabiduría antigua.

Escarabajo: vidas pasadas, muerte y renacimiento, iluminación, espiritualidad.

Escorpión: muerte y renacimiento, transmutación, sacar la oscuridad.

Gato: independencia, protección, sueños, habilidad de luchar y resistir.

Gaviota: mensajeros espirituales, comunicación con deidades, amistad, liberación.

Gorila: destreza, resolución de problemas, habilidad de comunicación.

Halcón: creatividad, mensajes del espíritu, protección, iluminación, verdad, experiencia, sabio uso de las oportunidades.

Hormiga: paciencia, fuerza vital, trabajo en equipo, vida en comunidad.

Jaguar: visión psíquica, cambios, moverse sin miedos, ver salidas dentro del caos.

Lagarto: moverse en otros mundos, controlar sueños, enfrentarse al miedo, desapegarse del ego.

León: fuerza, valor, energía, plenitud, hermandad.

Lobo: sacar ventaja del cambio, espíritu de enseñanza, muerte y renacimiento, enfrentarse al fin, meditaciones.

Mariposa: reencarnación, transformación, transmutación, magia.

Mosca: supervivencia, adaptación a los ambientes difíciles.

Mosquito: controlar el flujo de la energía.

Oveja: paz interior, entrega, fertilidad, confianza en el futuro.

Orca: usar la energía vibracional del canto para sanar, ver lo inadvertido, recuerdo del alma.

Oso: curación, soledad, introspección, cambio, muerte y renacimiento, comunicación con el espíritu, visionario, sueños, viaje astral, defesa, sabiduría.

Pantera Negra: viaje astral, energía guardiana, símbolo de lo femenino, comprensión de la muerte, reclamar el propio poder, energía, muerte y renacimiento.

Paloma: traer paz y amor, espíritu mensajero, comunicación entre mundos.

Pavorreal: dignidad, autoconfianza, belleza, habilidad de ver pasado, presente y futuro.

Pegaso: protector, conexión, habilidad de elevarse sobre cualquier situación negativa.

Perro: sanar heridas, compañerismo, amor, protección, alejarse de los problemas.

Pez Dorado: prosperidad, armonía, paz, balance entre la mente y la emoción.

Pulpo: inteligencia, intuición, destrucción de las barreras, alejarse de los peligros a tiempo.

Puma: autoconfianza, astucia, liberación de la culpa.

Salamandra: facilidad de conexión entre la tierra y el agua, cambio, conexión con los recuerdos del alma.

Serpiente: transmutación, energía psíquica, poder creativo, exploración de los misterios de la vida.

Tarántula: creatividad, defensa, transformarse, habilidad para cubrirse al exterior.

Tiburón: falta de remordimientos, habilidad de defenderse a uno mismo, conexión al conocimiento del pasado.

Tigre: poder, energía, fuerza, voluntad para enfrentarse a la adversidad, actuar sin análisis.

Tortuga: paciencia, auto-limites, protección psíquica, tenacidad, defensa no violenta.

Tortuga Marina: valentía, conexión con la vida, habilidades de navegación, deber de realización propio del camino de la vida, conexión con las energías del agua.
 

Unicornio: pureza, inocencia, conexión para curar patrones, conexión con los espíritus del bosque, conexión con la naturaleza y lo sencillo.

Vaca: abundancia, comunidad, compartir.

Venado: apacibilidad de palabra y pensamiento, gratitud, habilidad de sacrificio, caminos alternativos para conseguir una meta.

Zorro: disimulo, valor, persistencia, rapidez, cambio de forma y destreza.

 

 

 

Quizás te ocurra como a mí, que después de conocer tu animal de poder, sientas un amor y admiración que antes ignorabas, y sientas paz cuando observas la imagen, eso es una buena señal de conexión con tu totem.  

Mi animal de poder es el tigre blanco.